viernes, 25 de julio de 2014

¿Qué tienen en común "El diario de Ana Frank" y "Bajo la misma estrella"?

¡Hola a todos y a todas!

He dejado para el viernes la entrada "más personal" de esta semana, quizás con la intención de que durante  el fin de semana saquéis un ratillo para leerla tranquilamente y comentar cualquier cosilla que se os haya pasado por la cabeza al respecto.

Se trata de una entrada, como ya he dicho, muy personal. A pesar del título no consiste en una comparación entre ambas historias (¡FALTARÍA MÁS!), sino el reflejo que he visto de la historia de Ana Franck en el libro de John Green "Bajo la misma estrella".
Posiblemente para los que os halláis leído ambos libros pueda parecer una locura absoluta, y para los que no lo hayáis hecho os desconcierte un poco, así que intentaré expresarme con toda la claridad que me permitan mis ideas. Por supuesto estoy abierta al debate, de hecho me encantan los debates sobre libros, así que por favor, cualquier cosilla que se os pase por la cabeza, ya sabéis, creé este blog con la intención de tener un lugar en el que todos pudiésemos expresar nuestra opinión sobre cualquier libro y quizás esta sea una magnífica oportunidad ;)

Os recuerdo que podéis seguirme también en twitterfacebook y google+.

¡Nos leemos!

¡Aviso importante! Esta entrada está repletita de spoilers, yo os aviso ;)



Hace un par de días, Fa, una de mis booktubers favoritas realizó una entrada titulada "Metáforas de Bajo la Misma Estrella", en la cual yo hice un comentario sobre algo que a mi me había inspirado el libro y que ella no hacía mención. El comentario tuvo buena acogida entre los que seguimos a esta chica, cosa que me sorprendió por que yo nunca había planteado esta cuestión a nadie, era simplemente una cosa que pensé en el momento en el que leí el libro y que se hizo más fuerte cuando vi la película. 
Por esta razón he decido crear esta entrada, para discutir con todos vosotros qué os parece esta idea.

Se trata de reflexionar de dos libros que hoy por hoy no necesitan ningún tipo de presentación:

El Diario de Ana Frank recoge los pensamientos de una chica judía de trece años, que tras lo ocupación alemana de Amsterdan se ve obligada a ocultarse de la Gestapo en una par de pequeñas habitaciones ocultas en la oficina de su padre junto con su familia y la del socio de su padre. Más de dos años se mantuvieron ocultos hasta que los encontraron y los llevaron a diferentes campos de concentración de los cuales, por desgracia, sólo sobrevivió Otto Frank, el padre de Ana. Durante todo este tiempo, Ana escribió un diario que ha llegado hasta nuestros días convirtiéndose en un testigo sobrecogedor sobre los efectos de la guerra.
Personalmente me leí el libro siendo aún demasiado pequeña para comprender al completo este devastador testimonio, pero aún así supuso para mí mucho más de lo que podía imaginar. Se trata de la vida de una persona y sus más profundos pensamientos. El diario de una persona real, que por las circunstancias se ha convertido en uno de los diarios más leídos de toda la historia, y no deja de producirme un escalofrío cada vez que lo pienso.


Por otro lado, nos encontramos con "Bajo la misma estrella" de John Green. Un libro sobre el amor en condiciones muy particulares. Se trata de dos adolescentes con cáncer que a pesar de intentar vivir su primer amor, no pueden olvidar todo lo que la enfermedad lleva consigo. A pesar de tratar de un tema tan duro, el mensaje que nos deja es de positivo 100%. Vive tu vida plenamente mientras puedas, y conseguirás que te pasen cosas maravillosas.

A simple vista, se trata de dos libros que a pocas personas se les ocurriría conectar, pero el propio John Green los enlaza en la visita que realizan los dos protagonistas a la casa de Ana Frank en Amsterdam. La visita a casa de Ana supone en punto de inflexión de este libro. Será en casa de Ana dónde los dos adolescentes se den su primer beso, pero sobre todo, será el punto álgido de su felicidad, y como sabemos, de aquí en adelante todo irá a peor (exactamente desde la página 207 en adelante no dejé de llorar).

Pero ¿cual era la intención de llevar a nuestros dos protagonistas a casa de Ana? Os propongo una serie de puntos por los cuales, para mi, la casa de Ana Frank es el lugar perfecto para el primer beso de nuestros protagonistas:

1. La casa de Ana Frank es un lugar en el que nos resultaría imposible no reflexionar sobre la vida y la muerte. A nadie nos pasaría desapercibida la reflexión sobre lo injusto que puede llegar a ser la vida y el lado más horrible del ser humano. Ana y toda su familia se vieron sometidas a vivir escondidas más de dos años, pero a pesar de el cuidado y el esmero que pusieron en sobrevivir, murieron todos excepto Otto. Injusto, ¿verdad? 
Creo que John Green nos ha querido llevar al mismo lugar a dos chicos totalmente inocentes, con toda la vida por vivir (igual que Ana) y que en cambio se vieron obligados a vivir con una enfermedad que más tarde se llevaría a uno de ellos. 
En mi opinión, ha querido llevarnos a dos situaciones incomparables pero con un denominador común, la muerte de inocentes. El holocausto sería el cáncer, una enfermedad que cada día más, se lleva la vida de millones de personas, de cualquier edad y condición.

2. La casa de Ana está llena de escalones tremendamente difíciles de subir para nuestra protagonista, Hazel. Sin embargo ella hace un gran esfuerzo físico y psíquico y decide subir hasta arriba después de reflexionar lo siguiente:
"Es una tontería, pero pensaba que se lo debía - a Ana Frank, quiero decir-, porque ella estaba muerta y yo no, porque se había pasado mucho tiempo en silencio y con las persianas bajadas, lo había hecho todo bien, pero aun así murió, de modo que yo tenía que subir los escalones [...]"
¿Hazel sólo quiere subir arriba por visitar la habitación en la que vivió Ana como todo turista de a pie? Creo que no, creo que Hazel quiere subir para demostrarle a todos que siempre merece la pena intentarlo. El camino puede ser tremendamente difícil, nos sentiremos mal y querremos abandonar, pero si abandonamos, ¿qué tipo de recompensa recibiremos? 
Hazel, al igual que Ana, querían tener una vida normal, o lo más normal que sus diferentes situaciones les permitían. Hazel lo demuestra subiendo unas escaleras tras lo cual, calló exhausta. Ana preocupándose de ciertos temas "banales" mientras la Gestapo los buscaba. Es normal, ¿qué chica de 13 años no quiere vivir un gran amor? o ¿qué chica de 16 no quiere hacer turismo por Amsterdam con un chico increíblemente guapo?. Todas quieren, y más si intuyen que su vida será más corta de lo normal. 

3. Una vez arriba del todo, en el lugar en el que se encontraba la exposición con diferentes fotografías de todos los que se escondieron en este lugar, de un audiovisual y paneles informativos, Hazel vuelve a reflexionar una vez más. En esta ocasión, no sobre si misma ni sobre Ana, esta vez sobre todos los demás muertos en esta catástrofe: "El libro (libro con los nombres de 103.000 holandeses muertos en el Holocausto) estaba abierto por la página en la que aparecía el nombre de Ana Frank, pero lo que me llamó la atención fue que justo debajo de su nombre había cuatro Aron Frank. Cuatro. Cuatro Aron Frank sin museo, sin detalles históricos y sin nadie que llorara por ellos.".
Se nos presenta por tanto, los miles de fallecidos anónimos del Holocausto. Pero también se nos presentan los miles de fallecidos con cáncer que no conocemos. Parece que en el mundo actual nos hemos deshumanizados, y día a día aparecen cifras mayores sobre fallecidos por cáncer o cualquier otra enfermedad, guerra o catástrofe y no nos inmutamos. No nos inmutamos mientras no nos toque alguien cercano o famoso. Es verdad que si llorásemos por cada enfermo existente en la faz de la tierra la vida sería horrorosa, pero debe existir un punto intermedio en el que nos preocupemos por estas cosas. Hazel lo hace rezando por ellos, nosotros deberíamos, aunque fuese, estremecernos cada vez que oímos las diferentes cifras.

4. Como os he adelantado antes, la casa de Ana es el lugar en el que John Green decidió que Gus y Hazel se den su primer beso. ¿Casualidad? No creo. Hazel lo relata así: "Alcé la mirada hacia él y pensé que no estaba bien besar a alguien en la casa de Ana Frank, pero luego pensé que, al fin y al cabo, Ana Frank besó a alguien en la casa de Ana Frank, y que seguramente nada le habría gustado más para su casa que verla convertida en un lugar en el que jóvenes irreparablemente destrozados se abandonaran al amor".

Una vez más volvemos a hablar de vivir todo lo que podamos. Muchas veces tememos enamorarnos por miedo a que se acabe. En el caso de Hazel, ella teme que Gus se enamore de ella y que cuando ella muera el sufra. Si Hazel hubiese elegido esa opción uno de los dos habría muerto sin sentir el amor y nadie en este mundo se merece vivir sin conocer esa sensación. Ana, a pesar de su situación era una chica llena de ganas de vivir todo tipo de experiencias, y por eso es fundamental que los chicos se besen en su casa. A Ana le hubiese encantado ver a gente besarse sin parar, reir y llorar. No podemos encerrarnos en una urna de cristal para no estropearnos. Hazel no debía dejar pasar su vida, por mucho que se fuese a morir debía vivirla lo máximo que pudiese, al fin y al cabo, todos vamos a morir algún día.

5. Como quinto y último punto me gustaría destacar, que el diario de Ana Frank acaba de repente. La entrada del 1 de agosto de 1944 es la última que Ana pudo escribir. No se despide, no deja ningún punto aclaratorio sobre nada. ¿Os resulta familiar? La protagonista de "Un dolor imperial", libro ficticio con el cual está obsesionada Hazel, lo hace igual. Un día se muere, y como la gran mayoría de las personas, se va sin despedirse. Evidentemente existe gente que tiene tiempo a despedirse como el caso de Gus, pero otros muchos no. Yo creo que lo importante no es lo bella que sea una despedida, lo que verdaderamente cuenta es lo que se hace mientra estás presente. 
Creo que con esto, lo que se nos quiere hacer ver es que no pretendamos un final dramático de película para nuestras vidas, mejor vivamos lo mejor posible, se nos recordará muchísimo más y mejor. 


En definitiva, con estos cinco puntos he querido reflejar que el libro "Bajo la misma Estrella" se trata de un libro erróneamente calificado como juvenil. "Bajo la Misma Estrella" de John Green es un canto a la vida. Al igual que Ana Frank, John Green quiere retratarnos una vida llena de injusticias, enfermedades y maldades, pero que aun así merece ser vivida cada segundo de la mejor forma que podamos. 


11 comentarios:

  1. Hola! Bajo la misma estrella no la he leído (y no creo que lo haga), así que no puedo opinar de ella. El Diario de Ana Frank, me lo leí también de pequeña en el colegio. Pero se convirtió en uno de mis favoritos hasta ahora :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. psss si no le interesa leer el libro no comente, no sabe de lo que se pierde. Por favor piense y no deje mensajes vacuos gracias

      Eliminar
  2. Hola me llamo Florencia y tengo 15 años, y Bajo la misma estrella y El diario de Ana Frank son mis dos libros favoritos, creo que necesitamos que sacudan nuestra realidad para poder ver la de los demas, darnos cuenta que aveces las cosas no terminan como esperamos o cuando lo esperamos. Ana Frank fue sacudida ferozmente por la realidad a una joven edad que le dio insentivos para poder desear y querer llevar a cabo sus metas y dar a conocer lo que pensaba.
    Hazel llego al punto de resignarse a lo que la vida le deparo con su enfermedad, estaba esperando el final, Junto a Gus ella vuelve a recobrar las ganas de vivir y en el momento algido de su felicidad otra vez es golpeada por la realidad, esa realidad que se llevo a Gus, ella estaba esperando morir pero no lo hizo, aprendio a vivir! Me gusto mucho lo que has escrito, nuna pares de hacerlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Florencia, me ha encantado tu reflexión y estoy completamente de acuerdo con ella.
      Muchas gracias por compartirla conmigo.
      ¡ Un beso!

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo con ustedes, pienso que el autor jhon deberia escribir el libro de un dolor imperial, seria fantastico y q no se quede solo en ficcion

      Eliminar
  3. Hola, me parece increible tu punto de analizar. Esta fue una de las consignas de un trabajo práctico para el colegio y se me hizo de mucha ayuda lo que publicaste. Hace tiempo ya habia leido Bajo la misma estrella y ahora me toco leer el diario y creo que lo que mas capté yo fue el final de "Un dolor imperial" en el que el final es abierto y termina en la mitad de una oracion dando a entender que fallece como pasa en el Diario de Anna.

    ResponderEliminar
  4. en realidad éste análisis me ha ayudado muchísimo leí el diario de Ana Frank en una vacaciones y fue que lo tomé de la biblioteca de mi padre por curiosidad y luego no paré de leerlo, al final si que lloré una semana entera, cuando vi la película bajo la misma estrella en realidad, me encantó el punto de visitar la casa de Ana Frank, museo al cual pronto visitaré, pero no encontraba esa conexión entre los dos libros, ahora todo está más claro

    ResponderEliminar
  5. en realidad éste análisis me ha ayudado muchísimo leí el diario de Ana Frank en una vacaciones y fue que lo tomé de la biblioteca de mi padre por curiosidad y luego no paré de leerlo, al final si que lloré una semana entera, cuando vi la película bajo la misma estrella en realidad, me encantó el punto de visitar la casa de Ana Frank, museo al cual pronto visitaré, pero no encontraba esa conexión entre los dos libros, ahora todo está más claro

    ResponderEliminar
  6. en realidad éste análisis me ha ayudado muchísimo leí el diario de Ana Frank en una vacaciones y fue que lo tomé de la biblioteca de mi padre por curiosidad y luego no paré de leerlo, al final si que lloré una semana entera, cuando vi la película bajo la misma estrella en realidad, me encantó el punto de visitar la casa de Ana Frank, museo al cual pronto visitaré, pero no encontraba esa conexión entre los dos libros, ahora todo está más claro

    ResponderEliminar
  7. Dios ame tu comparación....
    Siempre he pensado que estos libros tienen una conexión mucho más grande que una simple referencia.

    Mis dos libros favoritos de todos los tiempos !!

    ResponderEliminar
  8. muy buen análisis acerca de ambos libros. De verdad que no es nada fácil, hacer análisis de este tipo pues tienes que hacer que las piezas encajen. Y las referencias que se hacen aqui son magnificas.
    Ahora, lo que yo deseo saber es si Un dolor Imperial existe o no, y en tal caso donde conseguirlo.

    ResponderEliminar